Alimentación natural para perros

Guía de alimentación para perras embarazadas

MARTES, 7 DE NOVIEMBRE DE 2023

El embarazo canino es una etapa de profundos cambios fisiológicos y metabólicos que exige una atención nutricional meticulosa. Tal como en los seres humanos, la alimentación que reciba una perra durante su gestación impactará directamente en su bienestar y en el desarrollo saludable de sus cachorros. 

Una alimentación equilibrada no solo garantiza el crecimiento óptimo de las crías. Además, prepara a la madre para el desgaste físico del parto y la lactancia posterior. 

Esta guía tiene como objetivo principal proporcionar información detallada y práctica sobre cómo alimentar de manera adecuada a una perrita embarazada. Aquí, consideraremos sus necesidades nutricionales específicas. 

Perra embarazada

El bienestar de nuestra mascota durante este periodo trascendental es una responsabilidad que no debe tomarse a la ligera. Por eso, es esencial una buena información y tomar decisiones nutricionales fundamentadas. ¡Acompáñanos en este viaje nutricional para garantizar una gestación saludable y unos cachorros fuertes y vigorosos! 

Fases del embarazo y sus requerimientos nutricionales 

La gestación de una peluda canina es una fase crucial. Durante este período crecen y se desarrollan los cachorros en su interior. Proporcionar una dieta adecuada y equilibrada es esencial para garantizar la salud de la madre y el correcto desarrollo de sus hijos. 

A medida que avanza la gestación, las necesidades nutricionales de la perra cambian. Vamos a explorar estas fases y qué consideraciones debemos tener en cuenta en cada una de ellas. 

Primeras semanas 

Durante las primeras semanas del embarazo, las necesidades calóricas no aumentan significativamente. De hecho, la alimentación puede mantenerse similar a su dieta regular. No obstante, es crucial que la comida sea de alta calidad, para garantizar así que obtenga todos los nutrientes esenciales.

dieta natural dogfy diet banner escritorio

Tipos de alimentos recomendados 

Los alimentos ricos en proteínas, como el pollo, el pavo o el cordero, son ideales en esta fase. Asegúrate de proporcionar un alimento de calidad premium específico para perras embarazadas o, en su defecto, para adultos.  La comida húmeda también puede ser una opción, pero siempre combinándola con pienso seco para mantener la salud dental.

Fase media del embarazo 

A medida que los fetos crecen y se desarrollan, la madre necesitará más energía y nutrientes. Puede ser necesario incrementar la cantidad de comida entre un 10% y un 20%. No se te olvide controlar el peso y la condición corporal de la perra para evitar el sobrepeso

Cambios en el apetito de la perra 

No es raro que experimenten cambios en su apetito durante la fase media del embarazo. Puede que muestren más interés por la comida o, por el contrario, que su apetito disminuya. Es esencial prestar atención y consultar al veterinario si observamos rechazo prolongado de la comida.

Perra embarazada parque

Últimas semanas 

En las últimas semanas, el espacio en el abdomen se reduce por el crecimiento de los cachorros, lo que puede dificultar que la perra coma grandes cantidades de una sola vez.

Necesidades máximas de nutrientes 

Las necesidades energéticas pueden incrementarse hasta en un 50% respecto a la dieta normal.  

Las proteínas, grasas, ciertas vitaminas y minerales, como el calcio, son cruciales en esta fase.

Frecuencia de las comidas 

Es aconsejable dividir las raciones diarias en varias comidas más pequeñas a lo largo del día, para facilitar así la digestión y asegurar una ingesta constante de energía y nutrientes. 

El seguimiento y la consulta con un veterinario son esenciales durante todo el embarazo para adaptar la dieta según las necesidades específicas de cada perra. Es preciso asegurar el bienestar tanto de la madre como de los cachorros en gestación.

Macronutrientes esenciales 

Los macronutrientes son componentes fundamentales en la dieta de cualquier ser vivo, y en el caso de las perras embarazadas, adquieren una importancia aún mayor. Estos nutrientes, que incluyen proteínas, grasas y carbohidratos, proporcionan la energía y los elementos básicos necesarios para el crecimiento y la función celular. 

Durante el embarazo, asegurar un balance adecuado de estos macronutrientes no solo satisface las necesidades de la madre, también garantiza el desarrollo saludable de los cachorros en su vientre.  

Proteínas 

Las proteínas son esenciales para el crecimiento y reparación celular. Para las perras embarazadas, es fundamental obtener proteínas de alta calidad. Fuentes ideales incluyen carnes magras como el pollo, pavo, cordero y pescado. También es beneficioso incluir huevos y, en menor medida, lácteos.

Cantidad recomendada 

La cantidad específica puede variar según la raza, tamaño y etapa del embarazo. No obstante, generalmente se recomienda un aumento de al menos un 25% en la ingesta proteica durante la gestación en comparación con la dieta regular de la perra.

Perra embarazada primeras semanas

Grasas 

Las grasas son una fuente concentrada de energía. Son esenciales para la absorción de ciertas vitaminas y para la producción de ácidos grasos esenciales. Durante el embarazo, las grasas ayudan en el desarrollo del sistema nervioso y cerebral de los cachorros. 

El aceite de pescado (rico en ácidos grasos omega-3), el aceite de linaza y la carne de aves son fuentes excelentes. Los piensos de alta calidad para perras embarazadas ya suelen contener estas fuentes de grasa en proporciones adecuadas.

Carbohidratos 

Los carbohidratos proveen una fuente rápida y eficiente de energía para la perra, ayudándola a mantener su vitalidad durante la gestación

Tipos de carbohidratos adecuados 

Es preferible optar por fuentes de carbohidratos complejos, como el arroz integral, la avena y las verduras. Estos se digieren más lentamente, lo que proporciona una liberación constante de energía y ayuda a mantener niveles estables de glucosa en sangre. 

Al diseñar o elegir una dieta para una perra embarazada, es vital considerar un equilibrio adecuado de estos macronutrientes.  

dieta natural dogfy diet banner escritorio

Vitaminas y minerales cruciales 

Durante la gestación, la necesidad de ciertas vitaminas y minerales puede incrementarse para asegurar el desarrollo saludable de los cachorros y mantener el bienestar de la madre. Analicemos algunos de los más relevantes y sus respectivas funciones. 

Calcio y fósforo 

El calcio y el fósforo son fundamentales para la formación y fortaleza de huesos y dientes. Durante el embarazo, la demanda de estos minerales se intensifica. Ten en cuenta que los cachorros en gestación están desarrollando rápidamente su sistema esquelético. 

Fuentes y suplementos 

Alimentos ricos en calcio incluyen lácteos (como el yogur y queso), huesos molidos y ciertos vegetales de hojas verdes. El fósforo se encuentra en carnes, pescados y huevos.  

Es importante mantener un equilibrio entre estos dos minerales. Muchos piensos de calidad para perras embarazadas ya contienen proporciones adecuadas. No obstante, en algunos casos, bajo supervisión veterinaria, puede ser necesario recurrir a suplementos.

Ácido fólico 

El ácido fólico, o vitamina B9, es esencial durante la gestación para prevenir defectos congénitos, particularmente aquellos relacionados con el tubo neural. Una deficiencia puede resultar en problemas serios en el desarrollo de los cachorros. 

El hígado, los vegetales de hojas verdes oscuras (como espinacas y brócoli), y las legumbres son fuentes naturales ricas en ácido fólico. No obstante, dado que puede ser difícil obtener cantidades adecuadas solo a través de la dieta, algunos piensos específicos para perras gestantes incluyen niveles elevados de esta vitamina.

Hierro 

El hierro es un mineral esencial para la producción de hemoglobina, la proteína que transporta oxígeno en la sangre. Durante el embarazo, el volumen sanguíneo de la perra aumenta, lo que eleva sus necesidades de hierro y reduce el riesgo de anemia. 

El hígado es una de las fuentes más ricas en hierro. Otras fuentes incluyen carnes rojas, yema de huevo y algunos pescados. También existen suplementos de hierro, pero es esencial administrarlos solo bajo recomendación veterinaria, ya que un exceso puede ser perjudicial. 

¿Cuál es el tipo de pienso o alimentación más recomendada para perras embarazadas? 

Adecuar su dieta a este nuevo escenario es esencial para garantizar el bienestar de la madre y el correcto desarrollo de los cachorros. En el mercado existen varios tipos de piensos específicamente diseñados para perras embarazadas. Es crucial elegir uno que cumpla con las exigencias nutricionales de esta etapa.

Perra gestante alimento

Pienso para gestación y lactancia 

Estos piensos tienen un contenido elevado de proteínas y grasas para satisfacer las demandas de energía y crecimiento durante el embarazo y la lactancia. 

Pienso de alta energía 

Para perras de razas grandes o aquellas que tienen camadas numerosas, puede ser necesario un pienso que ofrezca un extra de energía. 

Pienso orgánico 

Estos piensos se elaboran con ingredientes 100% orgánicos, garantizando que la perra reciba nutrientes sin pesticidas, herbicidas u otros químicos. 

Pienso hipoalergénico 

Para las perras con sensibilidades o alergias alimentarias, existen opciones hipoalergénicas que evitan ingredientes comunes que causan reacciones adversas.

Comida natural 

Este tipo de alimento se centra en ofrecer ingredientes completamente naturales sin aditivos, conservantes o colorantes artificiales. Entre las opciones naturales, Dogfy Diet destaca notablemente.  

Esta comida es 100% natural, lo que garantiza que las perras embarazadas no estén expuestas a aditivos artificiales que puedan afectar su salud o la de sus cachorros.  

Una de las principales ventajas de Dogfy Diet es que está formulado de acuerdo con las necesidades nutricionales específicas de la perra en gestación. Esto asegura un equilibrio adecuado de proteínas, grasas, vitaminas y minerales, todo lo cual es vital para el proceso de gestación.

Alimentos a evitar en la Dieta de perritas embarazadas

Perra embarazada alimentos prohibidos

Si bien es crucial proporcionar una dieta rica y equilibrada, es vital tener en cuenta aquellos alimentos que pueden ser perjudiciales o incluso peligrosos para la madre y su camada. Estos son los que deben ser excluidos o limitados en su dieta para prevenir complicaciones potenciales.

Alimentos tóxicos para las perras 

Algunos alimentos, que incluso pueden ser seguros para los humanos, resultan tóxicos para los perros. Durante el embarazo, es esencial ser aún más cauteloso. Alimentos como el chocolate, uvas, pasas, cebolla, ajo y alimentos con alto contenido de cafeína deben ser evitados completamente.

Alimentos con bajo valor nutricional 

Durante la gestación, cada caloría cuenta, y es crucial que la dieta de la perra esté compuesta por alimentos ricos en nutrientes. Alimentos "vacíos" o con bajo valor nutricional, como los snacks altos en grasa y sal o comida rápida, no aportan el sustento necesario. Pueden desplazar el consumo de opciones más saludables.

Alimentos que pueden causar problemas digestivos 

La digestión puede volverse más sensible durante el embarazo. Alimentos que pueden causar gases, como frijoles, algunas crucíferas o aquellos muy condimentados, pueden generar molestias. 

Además, cambios bruscos en la dieta o alimentos muy grasosos pueden provocar diarrea o malestar estomacal, lo cual no es deseable durante este periodo crucial.

Consideraciones adicionales  

Más allá de las necesidades nutricionales básicas, hay aspectos adicionales que deben ser tomados en cuenta para asegurar el bienestar óptimo de la madre y el desarrollo adecuado de sus cachorros.  

Estos aspectos complementan el régimen alimenticio y ayudan a guiar un embarazo saludable y exitoso.

Perra embarazada cama

Aumento de peso ideal en la perra 

El aumento de peso es una consecuencia natural del embarazo, pero es esencial que este incremento se mantenga dentro de un rango saludable. Si es así, puede causar complicaciones en el parto y afectar la salud de la madre. Por otra parte, un peso insuficiente puede comprometer la nutrición de los cachorros.  

Se debe establecer un objetivo de aumento de peso basado en la raza, tamaño y condición física de la perra antes del embarazo. 

Frecuencia y tamaño de las porciones 

A medida que la gestación avanza, el espacio disponible en el abdomen de la perra se reduce debido al crecimiento de los cachorros. Esto puede hacer que consumir grandes cantidades de comida en una sola toma sea incómodo para ella.

Dividir la comida diaria en varias porciones más pequeñas y frecuentes puede facilitar la digestión y asegurar un aporte constante de nutrientes.

Perra gestante veterinaria

Monitorización y consultas veterinarias regulares 

La supervisión regular por parte de un veterinario es esencial durante todo el proceso de gestación. El profesional podrá evaluar el estado de salud de la perra, controlar el desarrollo de los cachorros y ajustar las recomendaciones dietéticas según sea necesario.  

Además, cualquier duda o preocupación sobre la alimentación puede ser consultada con el veterinario para recibir orientación adecuada. 

Preguntas frecuentes 

Antes de despedirnos, daremos respuesta a algunas de las cuestiones más comunes con respecto a esta cuestión. 

¿Cuánto dura el embarazo en una perra? 

El embarazo en perras, también conocido como gestación, suele durar aproximadamente 63 días. Puede variar desde 58 hasta 68 días dependiendo de factores como la raza y la salud general de la perra.

¿Cómo puedo saber si mi perra está recibiendo la nutrición adecuada durante su embarazo? 

La mejor manera es realizar visitas regulares al veterinario. También es importante observar si la perra mantiene un aumento de peso constante y saludable, muestra un buen nivel de energía y tiene un pelaje brillante y piel sana. Una consulta con el nutricionista veterinario puede aclarar todas las dudas al respecto.

¿Es seguro darle suplementos a mi perra durante su embarazo? 

Antes de administrar cualquier suplemento a una perra embarazada, es esencial consultar al veterinario. Algunos suplementos pueden ser beneficiosos, mientras que otros podrían ser innecesarios o incluso perjudiciales. 

¿Puedo seguir alimentando a mi perra con su pienso habitual durante el embarazo? 

Aunque es posible que una perra embarazada requiera más calorías, no todos los piensos habituales cumplen con las necesidades nutricionales específicas de la gestación.

Los más leídos