Algunos de vosotros, nos habéis preguntado en alguna ocasión sobre torsión gástrica, bien, pues esta entrada va especialmente dirigido a nuestros perrriamigos más glotones.

Como comentábamos, es más frecuente en perritos de estas características: aquellos que tienen tendencia a la voracidad por la comida y o bien,  grandullones de más de 20kg. Todos aquellos que sois amantes de razas medianas grandes: ¡no os alarméis! Simplemente que tienen más tendencia de que suceda esto. Hemos de apuntar, que es más habitual en perros de una edad comprendida entre los 2 y 10 años.

¡ Para los más deportistas ¡ debéis saber que el ejercicio intenso después de haber comido y el nerviosismo y  la sobrexcitación que implica el acto de comer para muchos de nuestros peludos, son factores que predisponen a la torsión gástrica o torsión de estómago.

¿CÓMO DETECTAR QUE EN NUESTRO PERRO SE ESTÁ PRODUCIENDO?

Lejos de lo que pensaríamos, la torsión gástrica es una enfermedad que puede ser común en las mascotas y está muy relacionada con la digestión y el acto de comer, casi siempre el momento del día preferido para nuestros perros.

Es difícil detectar exactamente el momento en el cuál se ha producido la torsión, sin embargo tenemos indicios que podemos intuir que le está sucediendo “algo” y suelen ser síntomas como:

Exceso de jadeo, temblores, mareo, exceso de saliva e intento de vómito, inflamación estómago (lo que llamamos como un tambor), gases… En el anterior post, os doy un dato clave para detectar ” el golpe de calor “ se trata de las encías. En la torsión de estómago, las encías presentan un color blanquecino, pálido.

Como los síntomas pueden ser un poco “ambiguos” por así decirlo, debemos añadir que todo esto puede llevar un gran agotamiento en el animal. Así que sólo por ese dato, ya deberíamos llevarlo al especialista.

Como los síntomas pueden ser un poco “ambiguos” por así decirlo, debemos añadir que todo esto puede llevar un gran agotamiento en el animal. Así que sólo por ese dato, ya deberíamos llevarlo al especialista.

PERRICONSEJOS:

1. Debemos esperar para servirles la comida a nuestros peludos un promedio de 30-40min después de hacer ejercicio, caminatas largas, mucho rato de juego. Cuando estén relajados, es el momento ideal para comer.

2. Así mismo, pasa igual pero con el momento del paseo, del “running”, del juego. Es preferible esperar ese ratito después de comer para que hagan todas esas actividades ¡y más aún en perros muy activos!     

3. Para los más bebedores: ¡Esos perros borrachos de agua! Hay muchos perritos que son obsesionados con el agua. ¡CUIDADO! Que beban excesivamente agua y con mucha rapidez puede influir a que suceda esto. Lo que en clínicas veterinarias llamamos: polidipsia, a veces se origina por otras patologías o enfermedades. Pero es cierto que cuando llegan muy sedientos, han de beber por supuesto, pero con moderación y pausadamente. Además nuestra alimentación Dogfy ya lleva un 70% de humedad, esto será mucho menos probable que suceda, ya no suelen beber en grandes cantidades.

4. Por otro lado, la alimentación natural cocinada como nuestros PERRICIOSOS MENÚS DOGFY, favorecen a que no haya una aparición de síntomas de torsión gástrica principalmente porque son de una alta digestibilidad. Ya que referente a la alimentación, que es su base, es mucho más común en perros que se alimentan de pienso y más aún si es en grandes cantidades. De todos modos, también debemos vigilar cantidades en nuestros menús.

COMEDEROS RECOMENDADOS

En el caso de los perros más altos es aconsejable: Comederos ubicados a una cierta altura entre la cabeza del perro y el suelo. Para que sea una postura más cómoda al comer. Por ejemplo en razas maxi: Dogos(burdeos, alemán, argentino…), San Bernardo, Boyero de Berna, Gran Danés…

Comederos anti-voracidad o lo que es más conocido, anti-glotones. Son unos comederos que en el fondo de la superficie, tienen una serie de relieves o formas que los hacen ser interactivos y además, hacen que nuestro peludo ¡no engulla! Sino que coma pausadamente, buscando dónde meter su lengua para llevarse la comida hacia la boca. También son aptos en alimentación natural, así que probarlo!

Hasta aquí nuestro post de hoy, esperamos que os parezca de mucho interés y que os sirva para vigilar a nuestros mejores amigos en algo que nos identifica tanto a nosotros como el momento en qué le dais de comer nuestros menús DOGFY.