El aceite de coco es un aceite vegetal con múltiples beneficios para nuestros perros, que no puede faltar en su dieta. Además, podemos usarlo también a nivel externo gracias a sus propiedades como antibiótico natural, por los pequeños milagros que logra.