La gran cantidad de opciones de suplementos para perros que se ofrecen en la actualidad es abrumadora. En esta entrada os hablaremos sobre la levadura de cerveza, uno de los más populares gracias a todos los beneficios que tiene en nuestros perros.

La suplementación natural cada vez gana más terreno a lo químico. En la línea de anteriores recomendaciones, ya sabéis que nosotros apostamos por darles ese plus a nuestros canes con superalimentos y complementos más tradicionales. Por eso, hoy os queremos hablar de la levadura de cerveza.

¿QUÉ ES LA LEVADURA DE CERVEZA?

Se trata de un hongo unicelular muy común para la elaboración de la cerveza, el vino y el pan. No sólo se usa en el ámbito culinario, sino que por sus grandes propiedades que favorecen a la piel, uñas y pelo, es usado en cosméticos propios de esa gama.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE LA LEVADURA DE CERVEZA?

La levadura de cerveza es un complemento altamente nutritivo con muchísimos beneficios. Además es muy fácil de administrar, con lo que enseguida notaremos un impacto notable en nuestro perro.

  • Les aporta un extra vitamínico en la salud de la piel y le da mucha vitalidad al pelaje de nuestro perro. Incluso se puede llegar a percibir un gran cambio en el brillo y densidad del pelo, fortalece las uñas y también puede favorecer a la salud ocular. Altamente recomendable para perritos con problemas de piel y pelo, tiempos de muda, etc.
  • Tiene un efecto probiótico y prebiótico, también contiene una gran cantidad de fibra. Mejora las digestiones y favorece el crecimiento de bacterias positivas aportándoles muy buena flora intestinal. ¡Altamente recomendable en los periodos de transición a alimentación natural!
  • Fortalece el sistema inmunitario de nuestro perro. Interviene en la creación de glóbulos rojos y favorece la creación de anticuerpos. Altamente recomendable en hembras gestantes, los primeros días de embarazo, perros con inmunodeficiencia o post intervenciones.
  • Ayuda a asimilar las grasas positivas, proteínas, carbohidratos y hierro. Básico para asegurar la vida celular del animal y para el mantenimiento del sistema nervioso. Altamente recomendable para perros con anemia.
  • También nos va a ayudar al correcto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Actúa como calmante natural y es capaz de regular el estado de ánimo. Altamente recomendable para el desarrollo de los cachorros y para perros hiperactivos.
  • Acción antiparasitaria. Actúa como repelente, siendo especialmente eficaz en pulgas. Pero no por ello hay que dejar los antiparasitarios recomendados por nuestro veterinario de confianza. Altamente recomendable en épocas de calor o con perros que habitualmente viven en exterior, en contacto con otros animales o jardines.

¿CÓMO INTRODUCIRLA EN SU DIETA?

Si la compramos en polvo mucho mejor, será más sencillo de administrarla ya que la podemos mezclar con su comida. También la podemos encontrar en píldoras o tabletas para aquellos que no nos lo pongan tan difícil. Si la compramos 100% natural y desamargada va a ser mucho más apetecible y palatable para ellos.

Lo ideal para perros sanos es administrar 2 veces por semana. Si nuestro perro sufre un problema de estreñimiento, patologías relacionadas con la piel o caída excesiva del pelo (entre otros) y dependiendo de su severidad, se puede aumentar a 1 vez por día.

Os damos algunas pautas para dosificar la ingesta de la levadura con nuestros canes. Os recomendamos tener en casa una cuchara medidora:

  • Perros pequeños: aprox. 2,8g al día.
  • Perros medianos: aprox. 4g al día.
  • Perros grandes: aprox. de 7-8g al día.

Recomendamos que compréis la levadura de cerveza ecológica y 100% natural. No estará procesada y por tanto, no contendrá aditivos, asegurándonos de que mantenga todos sus beneficios.

Recordad, ¡la suplementación no es un tratamiento! sino que favorece muchos aspectos de la salud de nuestros perros.