En la dieta de nuestro perro la proteína siempre ha sido y va a ser un componente principal. Hoy os hablaremos del huevo, un complemento altamente nutritivo, excelente fuente de proteína y un alimento básico y económico con muchos beneficios.

La proteína cárnica va a ser la principal fuente nutritiva del perro, pero debemos saber que hay otras fuentes proteicas que podemos introducir en la dieta de nuestro perro: el huevo.

Muchas veces, intentamos complementar la dieta de nuestros perros con productos químicos, olvidándonos de que en casa tenemos algunos productos naturales que pueden comer con una calidad inigualable.

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza. Contiene los aminoácidos esenciales para el organismo, puesto que dentro de un huevo está todo lo necesario para crear una vida. Es una excelente fuente de proteína, grasa, vitaminas, incluso calcio y no sólo por el presente en la cáscara, también lo está en la yema.

CUALIDADES DEL HUEVO

La dieta y la comida de nuestros perros pueden enviar mensajes positivos que promuevan el buen estado de salud de las células de su organismo. Si esta dieta no es equilibrada, puede enviar mensajes negativos creando la inflamación de las células y con ello, la reproducción de células cancerígenas.

  • La Vitamina A: Beneficiosa para la salud del pelaje y la piel de nuestro perro. Aportando así una buena calidad de pelo, brillo y densidad. También es muy recomendable para aquellos que padecen alergias, descamación, pérdida excesiva de pelo… Es también muy importante para el desarrollo de la vista.
  • Vitaminas del grupo B: Fundamental para la fortaleza del perro, muy importante para el metabolismo de la energía. Necesaria para la producción de glóbulos rojos y anticuerpos. Así como también para el buen funcionamiento del sistema digestivo.
  • Vitamina E y selenio: Desarrollan un buen funcionamiento del cerebro, antioxidantes y fortalecen los tejidos.
  • Hierro: ¿Sabíais que los perros también pueden sufrir anemia? El huevo es ayudará a prevenirla para que estén fuertes y sanos. También transporta el oxígeno a las células.
  • Vitamina D y Calcio: Fortalece los huesos de nuestros peludos ayudándoles a crecer en un buen estado físico y protege el envejecimiento.

¿CÓMO ADMINISTRARLO?

El huevo se puede administrar tanto crudo como cocido. Es cierto, que si lo introducimos crudo, podríamos estar combinando nuestra dieta de Dogfy Diet, con un  condimento propio de la dieta BARF. Tranquilos, nuestro perro puede ingerir el huevo crudo puesto que su organismo está preparado para ello. A diferencia del humano, tienen un PH capaz de asimilar bien estos nutrientes en su forma cruda.  Eso sí, debemos asegurarnos de la calidad de los huevos que compramos y que estén conservados en una temperatura aproximadamente de 7 a 15 grados.

No obstante, tenemos dos consejos:

  • En cachorros menores de 6 meses, perros seniors o con digestión sensible, siempre que suplementeis los menús de Dogfy Diet el huevo debe estar cocinado, preferiblemente hervido.

DOSIFICACIÓN

Solemos recomendar 2 veces por semana, ese sería su consumo normal. Pero como toda suplementación puede cambiar dependiendo de su edad, tamaño, raza o estado de salud. Como bien sabemos, la dieta del perro debe constar de un gran valor proteico, pero siempre con una dieta variada y equilibrada, el huevo va a ser un alimento de origen animal, beneficioso para la salud de nuestro perrete.

Caso real: Kia, cachorra de Esther, ATV de Dogfy Diet

Os ponemos el ejemplo de Kia la cachorra de nuestra nutricionista Esther:

“Kia, una cachorra adoptada, la cual llegó al hogar en muy malas condiciones. Con tan mala pata (y nunca mejor dicho), que se ha roto el fémur con tan sólo 5 meses. El post-operatorio siempre trae consecuencias: pérdida de peso, falta de energía y una larga recuperación. Pues su energía y el aumento de peso, se consiguió mucho más rápido, administrando 2 huevos a la semana junto a sus menús de Dogfy Diet, volvió a su peso y retomó esas ganas de jugar y correr con su compañero Rex. Está fuerte y sana como un roble».