Hoy nos gustaría responder a una de las preguntas que más nos hacéis a Dogfy Diet, sobre todo al equipo Nutricional.

¿Puedo mezclar pienso con comida natural? La respuesta es NO, siempre debemos hacer tomas separadas. Cometemos un error si mezclamos pienso (comida seca) con comida húmeda natural, nuestros menús conllevan un alto porcentaje de humedad. Esto nunca se debe hacer ya sea con la transición al introducir nuestros menús o bien si decimos darle alimentación mixta a nuestro peludo, no es aconsejable por varias razones que explicaremos:

El sistema gastrointestinal de nuestros perros cuenta con un ambiente naturalmente ácido, en su PH estomacal encontramos: 

  • Ciertas enzimas digestivas, incluyendo la Pepsina enzima encargada de descomponer las proteínas.
  • La acidez del estómago protege al sistema gastrointestinal (y a todo el organismo).
  • Este ambiente ácido ayuda a desmineralizar los huesos carnosos, disolviendo el hueso para descomponerlo y facilitar la absorción de los minerales y otros nutrientes.

Ahora bien, el problema de mezclar pienso con la comida natural es que el pienso altera el pH estomacal natural del perro, convirtiéndolo en un pH alcalino e interfiriendo con todas las funciones anteriormente descritas. 

Consecuencias de mezclar ambas digestiones:
  • Mala absorción de nutrientes y dificultosas digestiones: La digestión de las proteínas será mucho más pobre ante la disminución de la Pepsina y otras enzimas pancreáticas, ocasionando en muchos casos problemas gastrointestinales que pueden ir desde una simple diarrea, vómitos, hasta problemas de inflamación crónica gracias a la respuesta inmune que tiene organismo ante proteínas.
  • Al carecer de la correcta acidez, los huesos carnosos que introducimos en nuestra dieta como anteriormente que nombramos en el Blog anterior de huesos carnosos, no desmineralizarán correctamente, disminuyendo por supuesto el aporte nutricional de minerales a su dieta (especialmente de Calcio, Fósforo, Magnesio y Zinc), además de correr el riesgo de sufrir obstrucciones por la incorrecta digestión del hueso.
Diferencias en la digestión:

Como comentábamos, son tiempos de digestión diferentes, el pienso tarda mucho más en digerirse en el estómago del perro, cerca de 10h, nuestros menús de Dogfy Diet 3h aproximadamente, por lo tanto: se pueden generar toxinas y fermentaciones dado que la comida natural queda retenida en el estómago esperando a que se digiera el pienso. También influye la cantidad de almidones que contienen los piensos, son almidones resistentes  que se fermentan en el intestino haciendo más lenta la digestión y dificultándola, lo cual supone un problema adicional a nivel intestinal ya que el proceso de fermentación hará que el alimento crudo permanezca en los intestinos, provocando así severos problemas gastrointestinales.

Así mismo, me gustaría anotar que lo alimentos altamente procesados obstaculizan el proceso de digestión, ya que no se parecen en absoluto a la dieta natural; cuando todos los canes, tienen un tracto digestivo creado para comer alimento húmedo, no seco. Es por eso, que nuestros peludos que han comido pienso, aumentan la ingesta de agua para intentar digerirlo mejor.

¿Cómo debo hacer la transición o realizar una alimentación mixta?

Bien, lo principal es que alternemos tomas: Podemos administrarle una toma de pienso con comida natural con una franja horaria de diferencia de 6h.

La alimentación mixta también es posible: Por ejemplo, la primera toma del día de comida natural y la segunda (si le damos dos) de pienso. En caso de que tengamos un cachorro o le demos 3 tomas, debemos intentar que Dogfy Diet sea la primera o la última, nunca la del medio día, porque de esta forma, se siguen juntando digestiones.

Suplementación para mejorar digestiones:

Probióticos naturales de alta calidad:

  • Yogurt natural, el kéfir o los vegetales fermentados: ayudarán a mantener un buen balance de la microbiota intestinal y contribuirán a mejorar la digestión y la resistencia de tu peludo ante patógenos. 
  • Levadura de cerveza: Tiene un efecto probiótico y prebiótico, también contiene una gran cantidad de fibra. Mejora las digestiones y favorece el crecimiento de bacterias positivas aportándoles muy buena flora intestinal.
  • Calabaza en polvo: Tiene un efecto regulador del proceso digestivo, actúa como fertilizante para las bacterias positivas  y sanas del intestino. Es capaz de conseguir el equilibrio intestinal.