Con la bajada de las temperaturas es habitual preguntarse si nuestro perro necesita un plus y deberíamos ponerle un jersey o si su pelaje ya le protege lo suficiente.

¡Llegó el frío familia! Y con el frío, algunas dudas… ¿Mi perro pasa frío? ¿Debo tomar precauciones? ¿Cómo afrontar esta época del año?

La respuesta es SÍ: nuestros perros tienen un manto y una capa de grasa en su piel que les protege, pero nuestro can puede manifestar que está pasando frío y por supuesto, les afecta, aunque  no a todos igual. Como en todo, depende de las características de nuestro perro, no afectará de la misma manera a un Chihuahua que a un Boyero de Berna.

¿CÓMO AFECTA EL FRÍO A MI PERRO?

Como comentábamos anteriormente, no lo notarán de igual manera todos los perros, al igual que pasa con las personas. Hay muchos factores que pueden variar: dependerá de la raza, el tipo de pelaje, la edad, estado de salud de nuestro perro…  

Los cachorros y los perros sénior siempre serán los más sensibles a los cambios bruscos de temperatura, por lo que siempre tienen una temperatura más baja que un perro joven o de mediana edad. 

Debemos prestar especial atención a algunos cuidados y zonas específicas, como por ejemplo a las orejas y a las patas de nuestros perros.

CUIDADOS ESPECÍFICOS

  • Orejas: ¡Es una de las zonas más sensibles que tienen! Debemos evitar la humedad y agua en esas zonas. Tened muy en cuenta los días que llueva o bien las zonas con nieve,  ya que podría provocar otitis. Prestad especial atención después del paseo, y si es necesario no dudéis en secarle las orejitas, tanto por dentro como por fuera. Para hacer una correcta limpieza interna podemos usar un higienizante de orejas para evitar que se creen levaduras.
  • Almohadillas: Es una zona que no solemos mirar mucho y que es muy importante cuidar. Con el frío las almohadillas pueden secarse, agrietarse o incluso producirse heridas que serán muy dolorosas a la hora de los paseos. Lo ideal es secarlas bien y aplicar hidratantes. Podemos optar por la opción natural como aloe vera (eliminando la aloína), aceite de coco o una vaselina neutra.

ALGUNOS SÍNTOMAS DEL FRÍO

  • Dolor articular: El uso de condoprotectores es imprescindible, pero más aún en estas épocas de frío. Si nuestro perro es mayor o de raza grande o maxi, vamos a hacer un uso diario de estos productos. Condotrina, Glucosamina, Mejillón de labio verde (Krill) del cual os hablamos en la entrada anterior y mucho omega 3. De esta forma, evitaremos que con el frío se resientan las patitas.
  • Sequedad en la piel: Esto le suele pasar más a menudo a los perros con un pelaje más corto, por ejemplo: Chihuahuas, Ratón de Praga, Pinscher…  especialmente en la parte de la tripa. Si ves que tu perro tiene la piel seca, además de protegerle del frío, es recomendable que uses lociones para la piel, que lo hidrates lo máximo posible.
  • Tiene más ganas de dormir: Si además de parecer más cansado de lo normal, el animal adopta una manera extraña, posición fetal, significa que está buscando calor en su propio cuerpo. Esto significa que tiene frío. También podemos observar si nuestro perrito tiembla, sobretodo en razas pequeñas, lo hacen para generar calor corporal.

CONSEJOS PARA ASEGURAR EL BIENESTAR DE TU PERRO

Además de estar muy pendiente de nuestros peludos en esta época (vigilando los síntomas que pueden presentar), No está de más tomar precauciones como:

  • Evitar los paseos en las horas de más bajas temperaturas. Los extremos no son buenos, y al igual que os recomendamos evitar las horas más calurosas en verano, lo mismo se debe hacer en invierno con las horas más frías.
  • La ropa para perros. No siempre es cuestión de moda, a veces es cuestión de necesidad. Gracias a ella, podremos ayudar a nuestro perro a mantener su temperatura corporal durante los paseos y sobre todo que no se moje.
  • Peluquería canina. A la hora de mantener la higiene y poner guapo a nuestro perro, debemos tener en cuenta el tipo de pelaje y muda que necesita. Debemos hacer un buen cepillado para que se produzca una buena muda y tener muy en cuenta que su manto es un termorregulador. Especial énfasis en no cortarle el perro a ras de piel, no debemos dejarla muy al descubierto ya que puede ser peligroso para la derma con bajas temperaturas. Se sienten desprotegidos y verdaderamente lo están.