Localizar los factores alérgenos que puedan influir en nuestro perro es realmente complicado, incluso resulta difícil discernir entre la alergia alimenticia o una alergia ambiental.

¿A cuantas personas conocéis que os hayan dicho “Mi perro tiene alergia y no sabemos a qué”? Estas alergias cada vez han ido ganando más terreno en el ámbito veterinario. El número de canes con problemas de alergia y piel cada vez es más elevado y lamentablemente estos perros sufren. ¿Pero cómo ayudarles? Cambiando su alimentación.

¿QUÉ SIGNIFICA TENER ALERGIA EN PERROS?

La alergia (independientemente del tipo que sea) está relacionada con el sistema inmune del animal, ya que son los anticuerpos los que se enfrentan al alérgeno. Si tiene un sistema inmune bajo, va a crear con más facilidad reacciones adversas a alguna sustancias o alimentos.

Existen dos tipos de alergias:

  • Alergia a alimentos: Reacciones adversas con las que el sistema inmune actúa de manera exagerada ante ese alimento. Puede estar relacionado con otros problemas de salud como enfermedades autoinmunes, patologías intestinales… Debemos saber diferenciarla de la intolerancia alimenticia. La intolerancia, son alergias muy graves que con la ingesta de ese alimento podríamos crear un shock anafiláctico (afectación multisistemática, respiración, piel, sangre…).
  • Alergias ambientales: Sus defensas van a reaccionar exageradamente cuando se ponga en contacto con el alérgeno ambiental. Es común en climas con humedad o durante la primavera. Pueden ser ejemplo el polen, ácaros, césped, hongos, picadura de pulga o algunas plantas.

SÍNTOMAS EN PERROS CON ALERGIA

La sintomatología del perro alérgico es muy amplia, pero donde más se va a mostrar es de manera cutánea y problemas gastrointestinales. Cuando existe una alergia el cuerpo segrega histamina que es la hormona que produce los síntomas como picor, dolor o inflamación.

Síntomas cutáneos:

  • Prurito o picor por todo el cuerpo.
  • Rojeces en las zonas con menos pelo como axilas, abdomen u orejas.
  • Heridas o granitos por la piel (se pueden llegar a infectar).
  • Clapas por el exceso de rascado.
  • Lamido constante, puede llegar a ser obsesivo.
  • Otitis con episodios repetitivos.

Síntomas gastrointestinales:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarreas constantes o heces no consistentes.
  • Mala absorción de los alimentos.

En los casos más severos podemos encontrar incluso síntomas respiratorios como puede ser: asma, estornudos continuos, congestión nasal, etc.

LA ALIMENTACIÓN: LA CLAVE PARA LA PREVENCIÓN

En Dogfy Diet nuestro fin siempre será encaminaros a una mejor salud para vuestros perros. Tenemos muchos miembros de la familia que han pasado por piensos hipoalergénicos, fuertes fármacos, corticoides… Y estos síntomas nunca han acabado de calmarse o a veces, han ido a más.

La alimentación natural puede ayudar a paliar estos síntomas, incluso reduciendo la aparición de alergias nuevas. Gracias a los ingredientes naturales cocinados a baja temperatura, los perros absorben mejor los nutrientes que, con pienso para perros alérgicos o las latas de comida húmeda, resultan menos digestibles. La alimentación natural tarda aproximadamente 4h en ser digerida mientras que los alimentos procesados pueden llegar a tardar 12h.

Las dietas naturales son antiinflamatorias, mejoran la calidad de la piel y el pelo, por lo que  la mejoría está asegurada.