Desde Dogfy Diet, queremos hacer partícipes de la Navidad a nuestros peludos. Aunque estas fiestas sean un tanto diferentes… los canes perciben todo tipo de cambios, romper la rutina puede suponer un estrés para ellos que hemos de saber controlar.

La Navidad es una época de cambio en el hogar. Vistas de familiares o amigos, decoración, luces, ruidos nuevos, fuegos artificiales, etc. Sin duda alguna todos estos factores, rompen la rutina de nuestras mascotas, pueden alterar la tranquilidad de ellos y hemos de recordar que el can es un animal racional y rutinario, por lo tanto, perciben que algo diferente está pasando y su entorno está completamente distinto. 

Sin embargo, el estrés y  ansiedad en esta época, no es un problema que no podamos solucionar o evitar, simplemente hemos de ser unos dueños previsores y procurar que estos cambios afecten a nuestro perro lo menos posible.

FUERA DE CASA:

¿Te han invitado con tu perro a alguna casa?

  • Aconsejamos que antes de ese día, se haga una vista previa a aquella casa para que tu perro “conozca” el lugar antes de ir. Hacer una visita antes siempre es positivo, debemos dejarles oler el territorio, familiarizarse con el entorno dónde va a estar ese día. Si en esa casa hay una serie de normas para los perros, que las empiece a conocer y obedecer antes de ese día como por ejemplo: No subir al sofá, lugar dónde comen, si hay zonas prohibidas para ellos… Será mucho más sencillo que las obedezca en la festividad.

IMPORTANTE: Si van a casa de un perro desconocido, esta visita previa es todavía más conveniente. Deben conocerse antes, dejemos que se olfateen y socialicen puesto que se han de marcar unos “roles” entre ellos, para que no hayan enfrentamientos de territorialidad entre el perro que reside en la casa y el perro “extraño” que la visita.

¿Vas a viajar?

Si vamos a hacer un trayecto en coche, hemos de saber que para ellos, viajar es un estrés extra. 

  • Previamente a coger el coche, dale un buen paseo. Cánsalo y sobre todo que haga todas sus necesidades. Si el trayecto es largo, es necesario hacer paradas. 
  • Tener siempre agua disponible para él/ella. Así mismo, debemos evitar que coma en exceso antes del trayecto para evitar mareos con vómitos.

RUIDOS

Los enemigos de nuestros perros son los fuegos artificiales.  En muchas zonas, es común el uso de ellos y como ya sabemos, estresan, asustan e incluso pueden llegar a traumatizarles.

Nuestras recomendaciones son:

  • Busca un lugar silencioso y cómodo dónde poder dejar a tu mascota mientras se escuchen los fuegos. Aunque si optamos por esta opción, no te despistes y no lo dejes muchas horas solo, ya que puede que le cree más estrés.
  • Acariciarlo. Es cierto que acariciarlos mientras haya mucho “jaleo”, les puede ayudar a calmarse. No lo acariciemos en exceso ni nos pongamos encima de ellos, les estaremos sobre-protegiendo y lo que hacemos es reforzar este miedo.

¡NO TE PASES CON LOS DISFRACES!

Muchos de vosotros sentís una especial ternura y simpatía cuando disfrazáis a vuestros canes con prendas navideñas.

Bien, debemos de tener en cuenta siempre la comodidad de él/ella, podemos ponerles detalles, pero evitemos los molestos trajes, puesto que los perros también tienen sensación del ridículo, no entienden el “por qué” lo llevan y además puede ser peligroso para ellos. 

Según Horowitc, científica cognitiva especializada en comportamiento animal,  para ellos es un signo de dominación. 

Así que: ¡Elige muy bien su complemento, lo agradecerá!

COMILONAS TENTATIVAS:

Los atracones en estas fiestas, son casi una norma social. Pero tu perro, no tiene porqué sufrir estos excesos.

En primer lugar, comer excesivamente para ellos es nocivo, un exceso de calorías por la ilusión del humano en estas fiestas, puede crear dolencias y enfermedades en un futuro y por supuesto obesidad. Podemos hacer alguna receta especialmente para ellos o bien darle algún capricho, pero con precaución.

IMPORTANTE: No le quites ojo a tu mejor amigo en el momento de las comidas o cenas, pueden aprovechar distracciones para empacharse de nuestros platos, os recordamos que hay alimentos que son tóxicos para ellos.

Es importante que aunque sean días de celebración, nuestras mascotas sigan su dieta equilibrada y sus horarios.

Esperamos que nuestras recomendaciones os sirvan de mucho en estas fiestas. Os deseamos una Feliz Navidad con vuestros mejores amigos, ¿Qué mejor compañía que la de nuestro perro?