La respuesta rotunda que os damos des del departamento Nutricional es: No, es totalmente incierto que la comida natural estriña y en este blog os contaremos por qué. Hoy hablaremos de un tema un tanto escatológico pero de gran importancia, ya que son un reflejo directo de su salud, en especial de su salud digestiva.

Cuando cambiamos la alimentación de nuestro peludo, debemos acostumbrarnos a revisar sus heces, sin que esto se convierta en algo obsesivo, pero es muy buena manera de vigilar que todo funcione bien en su organismo y nos  puede dar muchas pistas de cómo se está adaptando a su nueva dieta.  De hecho, este Blog surge de las múltiples preocupaciones que tenéis como dueños sobre los cambios en sus excrementos.

¿Por qué es tan importante revisarlas?

Primeramente, porque nuestros perros no pueden hablar para decirnos si se sienten bien o mal a nivel digestivo, pero nosotros sí que podemos examinar sus heces  y detectar si hay una mala digestión.

Bien, pues para no alarmarse antes de tiempo: Es importante que aprendas a conocer qué es normal y qué no lo es en las heces de tu perro cuando están alimentados por dieta Natural, sin procesados ni aditivos.

Las heces con Dogfy Diet:

Es inevitable que sus digestiones sufran un cambio y por lo tanto, sus excrementos, de ahí a que el proceso de transición, que es el cambio gradual a la dieta se haga muy consciente y muy bien.

Hay una diferencia ENORME entre las cacas de los perros alimentados con pienso o alimento ultraprocesado y las cacas de los perros alimentados con dieta barf o comida natural cocinada, como es nuestro caso.

Cuando tu peludo cambia a una comida natural, las heces son: Menos cantidad, más sólidas, menos olor y en menos frecuencia. Por lo tanto, sus excrementos disminuyen provocando que nuestro perro sólo tenga que hacer sus necesidades menos veces al día, este es el primer cambio sustancial que vemos al empezar con esta dieta.

Estos cambios, no significan un estreñimiento ¡son muy positivos! De hecho, significa un mejor aprovechamiento de los ingredientes de la dieta, con los piensos procesados, se genera mucho residuo porque en la composición analítica hay un alto porcentaje de ingredientes, aditivos y subproductos que el perro no va a aprovechar. Cuanto más se digiera una comida, menos heces expulsara nuestro perro, también hay que tener en cuenta que cuanto más alta sea en fibra (como los cereales) más aumenta la cantidad de heces. Siendo claros y sinceros: “Las heces de tu perro no tienen que manchar”

Por lo tanto, está claro que se producen cambios que debemos conocer y saber qué es lo normal y qué no. Incluso podemos percibir cambio en el color, el color de las heces de tu peludo puede variar dependiendo de lo que haya comido, pero seguramente, no sea un color uniforme nunca, sin embargo, con los piensos, estamos acostumbrados a que siempre sean iguales e uniformes.

Por ejemplo: Los alimentos rojos (frutos rojos), naranjas (zanahoria, calabaza) o verde oscuro (espirulina, espinaca, brócoli…) puede volverlas de un color rojizo, anaranjado o verdoso, respectivamente, es algo totalmente normal.

Cómo eran antes de pasar a comida natural:

Cierto es que todo esto puede generar preocupación, dado que os voy a nombrar como son las heces de un perro alimentado por pienso o latas procesadas:

  • Hacen muchas veces al día
  • Mucho volumen y cantidad
  • Más húmedas o incluso al final del día algo líquidas
  • Siempre tienen el mismo color y olor (mucho más fuerte)

Son así porque su digestión y absorción de nutrientes no es eficiente, lo cual por supuesto afecta su frecuencia, composición, tamaño, olor y forma.  El perrito alimentado por procesado, genera mucho residuo, por lo que expulsa todos los procesados, carbohidratos en exceso e incluso vitaminas químicas que conllevan.

Tiene que ver con que su microbiota intestinal  es menos diversa, lo cual afecta directamente la producción de enzimas digestivas y la capacidad de absorber los nutrientes.

¿Cuándo está estreñido tu can?

En este caso debemos observar: Si las heces de tu perro están muy secas y le cuesta mucho expulsar, pasa 1-2 días sin hacer e incluso suelen ser de un color más amarillento o blanquecino.

Cierto es, que es más común cuando se alimentan de una dieta Natural, pero normalmente sucede si hay un exceso de calcio, en nuestro caso, el porcentaje de hueso carnoso es el correcto, entre un 10-15%(hueso carnoso), cuando se aumenta en este valor, podemos provocar el estreñimiento muy fácilmente, otras marcas de comida natural o Barf cruda, pecan de ello. Así mismo, es importante saber, que hay carnes que pueden compactar más las heces, como el caso del Pavo, carnes muy bajas en grasas y menos jugosas.

Si os encontráis con un caso similar con vuestro peludo: Es fácilmente corregible disminuyendo el porcentaje de huesos y aumentando el de carne, asegurarnos de que beban suficiente agua, ayudarles con ingredientes que podemos añadir a la dieta como un 10% más de verduras y frutas que en el anterior Blog nombramos o bien hacer uso de suplementos que ayuden a su tracto digestivo con un extra de fibra:

Añade pre-bióticos: Polvo de calabaza (Firm-up Pumkin), Levadura de Cerveza, entre otros que podéis consultarme.

Para concluir el Blog queremos recordaros que las ventajas de cambiar a una alimentación natural son múltiples, la mejora de su salud gastrointestinal y la prevención de aparición de enfermedades están aseguradas. Incluso, podemos gozar de muchos casos en Dogfy Diet que han logrado eliminar sus síntomas de malabsorción de nutrientes o diarreas por siempre.