Pancreatitis

¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis es una enfermedad que se produce por una inflamación del páncreas, y puede clasificarse en aguda (inicio repentino) o en crónica (inflamación recurrente).

El páncreas tiene funciones exocrinas y endocrinas, y se encarga de secretar enzimas al intestino delgado para ayudar en la digestión de grasas, carbohidratos y proteínas, y además produce hormonas como la insulina para equilibrar los niveles de glucosa en sangre.

Esta inflamación puede ser consecuencia de varios factores, como sobrepeso, dieta alta en grasas, diabetes, medicamentos, razas predispuestas como el Schnauzer miniatura, Yorkshire Terrier y otras razas pequeñas de edad avanzada.

La principal causa de la pancreatitis se debe a una mala alimentación con productos procesados, con aditivos, grasas y gran cantidad de carbohidratos. Los perros, por su naturaleza carnívora, no disponen de las enzimas necesarias para digerir bien los carbohidratos. Por este motivo, es recomendable evitar el pienso y en particular cereales a perros que sufren esta afección, ya que empeoraría la inflamación.

¿Cuáles son los principales síntomas de la pancreatitis?

Los principales síntomas de la pancreatitis son dolor abdominal, vómitos, diarreas, deshidratación, pérdida de apetito y pérdida de peso. Pueden ir surgiendo gradualmente, sin embargo, también pueden aparecer de forma repentina. En este último caso, deberíamos llevar a nuestro peludo de urgencias de forma inmediata.

El diagnóstico se puede obtener mediante una ecografía abdominal y una analítica sanguínea que le realizará el veterinario al momento. Si se trata de una pancreatitis aguda, debemos actuar con la máxima rapidez posible, ya que los síntomas pueden ir empeorando. Si nuestro peludo padece una pancreatitis crónica, muy probablemente le estén faltando enzimas, lo que se traduce en diarrea, vómitos, pérdida de peso, heces voluminosas y grasas, flatulencias, etc. Por ello, será de vital importancia ofrecer una dieta de fácil digestión, para evitar sobrecargar su aparato digestivo.

Perro estirado sobre suelo

Tratamiento adecuado para una pancreatitis

El tratamiento principal es la fluidoterapia y analgesia para estabilizar al animal. Seguido de unas horas de ayuno para desintoxicar el cuerpo y dejar descansar al páncreas. Este proceso debe ser monitorizado por un veterinario. Una vez estabilizado, se procede a pautar una dieta natural para perros, baja en grasas, preferiblemente casera, libre de aditivos y grasas, y se mantiene durante un periodo largo de tiempo hasta su completa recuperación.

Alimentación natural para perros con pancreatitis

La dieta blanda que damos en estos casos está compuesta de carne blanca magra como pavo, pollo o conejo junto con vegetales de fácil digestión como zanahoria, calabaza o calabacín. Además, para equilibrar la dieta es necesario añadir otros componentes esenciales ricos en vitaminas y minerales, que descubriremos con la ayuda de nuestras nutricionistas de Dogfy. Como en la alimentación humana, siempre será mejor optar por alimentos frescos mínimamente procesados, para poder conservar todas sus propiedades.

La pancreatitis puede ser recurrente, por lo que recomendamos a modo de prevención, alimentar con comida casera natural. En Dogfy Diet disponemos de unos menús aptos para cada peludo y con la ayuda del equipo nutricionista se puede averiguar el mejor tratamiento natural para la pancreatitis de nuestro perro.