Ansiedad

El bienestar emocional está por fin tomando el lugar que le corresponde en nuestra sociedad, pero lo que debemos saber es que también existe en el mundo perruno y que debemos cuidar de este aspecto también en nuestro animal.

Los perros, al igual que los humanos, también pueden sufrir ansiedad y trastornos psicoemocionales.

Motivos que pueden estar causando ansiedad a nuestro perro

Algunos de los motivos que pueden causar estos trastornos podrían tener su origen en un trauma, falta de socialización, destete antes de tiempo, exceso de manoseo cuando todavía son bebés, alimentación inadecuada, soledad, entre muchos otros.

El mundo de la etología canina

Cuando un perro se encuentra ante una situación de estrés, pueden mostrar diferentes formas de comunicar su estado emocional. Algunos perros pueden ser muy claros a la hora de mostrarlo, y otros no tanto.

Entender cómo se siente un perro es esencial para saber y comprender lo que le está ocurriendo al animal. Al centrarnos en esto, le podemos conocer mejor y actuar en consecuencia.

Dependiendo de la raza y/o mestizaje, por su morfología y demás características, puede ser más difícil detectar esta ansiedad. Algunas partes del cuerpo a las que debemos prestar especial atención son:

  • Cabeza y cuello
  • Torso
  • Patas
  • Cola
  • Zona dorsal = piloerección
  • Comunicación facial

Igual que cuando nuestro peludo está malo o le toca alguna vacuna le llevamos al veterinario y para los temas nutricionales nos ponemos en contacto con un nutricionista; si sospechamos que nuestro perrito no está bien en este ámbito, hay que acudir a un etólogo o educador canino en positivo, siempre desde el respeto, amabilidad y pensando siempre en el bienestar del animal. Perro con los ojos cerrados

Signos de que tu peludo está sufriendo ansiedad

  • Monta descontrolada
  • Ladrar/gemir constantemente
  • Miedo exagerado y estado de alerta
  • Hiperactividad o todo lo contrario (mostrarse decaído o desganado)
  • Coprofagia o comer sus propias heces
  • Demanda de atención exagerada
  • Incontinencia (miccionar/defecar en casa
  • Lamidos excesivos
  • Agresividad
  • Problemas gastrointestinales recurrentes

Para poder poner solución al malestar emocional de nuestra mascota, resultará esencial conocer el motivo que se lo está provocando. Es muy importante repasar sus necesidades básicas y verificar que todas estén cubiertas o, por lo contrario, ver si carece de alguna.

Desde Dogfy Diet, recomendamos ser empáticos con nuestros animales. Tienen unas necesidades básicas que debemos procurar cubrir. Si estas se encuentran cubiertas, también debemos ir más allá y si nuestro perro nos está intentando decir algo manifestando algún síntoma de los mencionados, sepamos escuchar y observar su conducta para comprenderla y poder poner un remedio, siempre con paciencia y amor, con refuerzo positivo y con comprensión.