4 alimentos prohibidos que no debes darle nunca a tu perro

Por contentar y mimar a nuestro perro, somos capaces de hacer casi cualquier cosa. Pero esto puede llevar a que algunas veces descuidemos los hábitos y acabemos proporcionando a nuestro peludo alimentos, que si se administran de forma regular, pueden llegar a ser perjudiciales para su salud.

Empecemos con la idea principal: ¡Una buena nutrición canina es el primer paso para el bienestar de tu perro!

Debemos prestar especial atención a su nutrición y debemos aprender a no humanizar sus dietas, pues somos nosotros quienes debemos poner un filtro a lo que comen. Si fuera por ellos, se comerían todo lo que les parezca comestible, ¡está en su instinto!

En nuestras recetas culinarias como humanos, encontramos muchos ingredientes que para nuestras mascotas pueden ser tóxicos. Os presentamos los cuatro que presentan más riesgo y que debemos evitar a toda costa:

  • Cebolla: este alimento es mundialmente aceptado como un alimento muy beneficioso para el humano. Pero, ¿qué pasa con los peludos? En grandes cantidades, resulta ser tóxica para ellos. La cebolla contiene unos compuestos que pueden llegar a crear anemia hemolítica. Es decir, la destrucción de los glóbulos rojos.
  • Ajo: debemos vigilar, porque, al igual que ocurre con la cebolla, suministrado en grandes cantidades puede crear también anemia, además de diarreas, vómitos y aumentos en su frecuencia cardíaca. Por ello, debemos evitar dar a nuestro amigo comidas que contengan sofrito (normalmente llevan ajo y cebolla) como por ejemplo pizzas, pastas o arroces.
  • Chocolate: El chocolate, un alimento que apasiona a la mayoría de los humanos, y cuyo olor llama mucho la atención de nuestros peludos. Este producto alimenticio que proviene del cacao, lleva en sí una gran fuente de teobromina, la cual está relacionada con la cafeína. El chocolate negro contiene unas cantidades mucho más altas. Bien, pues este componente puede crear en nuestros perros grandes trastornos gastrointestinales. Así que, debemos tener cuidado al dejar lamer la tapa del yogur de chocolate, helados, etc. Un perro no debe comer dulces, ya que su organismo no está preparado para ello. Este error común puede provocarles a nuestros peludos diabetes, problemas dentales, sobreexcitación y alteración del sistema circulatorio. El mismo consejo queremos dar para las frutas, nuestros peludos pueden comer fruta, pero debemos evitar las altamente ricas en glucosa.
  • Uvas: Aún se está estudiando cuán tóxica puede ser la ingesta de esta fruta de temporada que tanto consumimos. Pero podemos asegurar que, hay un alto porcentaje de perritos que han desarrollado una insuficiencia renal por la ingesta de uvas o pasas.

Queremos aprovechar para comentar que también debemos evitar las frutas con semilla, porque son tóxicas. Si le damos fruta, debemos asegurarnos de haber retirado el corazón y las semillas, si es que la fruta en cuestión los contiene.

Perro lamiendo varilla de cocina