Esta planta ha sido utilizada a lo largo de toda la historia. En la actualidad se están descubriendo sus usos tanto para humanos como para los animales. En este blog os explicaremos como usarla para nuestros peludos. Existen cientos de especies, pero la más conocida es Aloe Barbadensis, las propiedades las encontramos en el gel que compone la hoja de esta planta.

Es una gran aliada para los perros, aporta muchos beneficios para su salud y puede ser usada tanto internamente como externamente.

¿En qué casos puedo usarla?

El Aloe Vera tiene propiedades antiinflamatorias que provoca una acción similar a los esteroides como la cortisona, pero sin los efectos secundarios de ésta, se puede usar tanto de uso interno como externo. 

Así mismo, tiene una potente acción cicatrizante y analgésica por su alto porcentaje en calcio, potasio y zinc, así como vitaminas C y E. El Aloe Vera crea una red de fibras que favorecen la coagulación y el proceso de curación.

Acción antibiótica, antifúngica y antivírica es capaz de inhibir la acción de muchas bacterias, sobre todo aquellas que están focalizadas en la piel. 

Usar Aloe para uso dérmico es una muy buena idea para lograr el bienestar de nuestros perros, por ejemplo en los siguientes casos: 

  • Alergias y Dermatitis:  Sois muchos los que llegáis a DogfyDiet, explicando vuestro grave problema con los picores, sarpullidos, heridas, descamación, enrojecimiento… podemos hacer uso de la aloe vera a modo cutáneo masajeando las zonas más afectadas de la derma.
  • Pérdidas de pelo: Ayuda a regenerar las células de la piel de nuestro perro y a que le vuelva nacer el pelo que ha perdido.
  • Heridas y cicatrices: Nuestros revoltosos pueden hacerse heridas jugando, mordeduras de otros perros, casos de afección en la piel por Leishmania, etc. Con la capacidad cicatrizante y regenerativa del aloe vera para perros ayudará a que se cicatricen las heridas de forma más rápida. Además, lo protegerá de infecciones víricas, bacterianas y fúngicas.
Para las almohadillas del perro:

Las almohadillas son una de las partes más importantes del perro y que muchas veces olvidamos, dado que no las vemos tanto. Esta estructura del plantar, les protege del suelo y les amortigua la pisada, por ello, hay que cuidarlas lo mejor posible.

En muchas ocasiones, se llegan a agrietar de la sequedad de éstas, debemos hacer especial atención si hacemos largas caminatas con nuestro mejor amigo.

La Aloe Vera funciona muy bien para humectar y suavizar la piel. Para que el efecto sea más directo e inmediato, debemos usar el gel de la planta 100% puro, extrayendo la pulpa directamente de la planta.

  • Hidrataremos sus almohadillas.
  • Desinflama la zona en caso de tener dolor.
  • Evitaremos que se infecten, al estar en contacto constante con microbios, bacterias.
Para uso interno:

Mejora las digestiones: Puede llegar a sanar cualquier irritación del sistema gastrointestinal. Ayuda a mejorar las digestiones gracias a que contiene prebióticos y fomenta la producción de ácidos grasos. Así mismo también tiene un efecto limpiador que realiza sobre las vellosidades intestinales hace que se absorban mejor los alimentos.

Estimula el sistema inmunológico: Activa la producción de las células que se encargan de destruir los patógenos y anticuerpos, destruyendo las células infectadas o cancerosas. Por ello, se usa para enfermedades relacionadas con un sistema inmune bajo.

Puede ayudar a combatir el cáncer: Gracias a sus propiedades inmunoestimulantes, antioxidantes y antibacteriales. Se está usando para terapias naturales con enfermedades ya detectadas o funcionales, las no detectadas aún.

Consejo para eliminar la Aloína:

Es recomendable que extraigamos  esta molécula si vamos a hacer uso de la planta, porque como cualquier molécula en alimento, en exceso puede ser dañina.

Podemos hacerlo dejando las hojas cortadas (sin pelar) de la Aloe en remojo durante 24h. Cambiando el agua dos o tres veces a lo largo del día, veremos que el agua adopta un color amarillento, eso es la aloína. 

Experiencia personal:

“Muchos ya conocéis a mi cachorra Kia, llegó a mi casa como acogida que finalmente fue adoptada en unas condiciones un tanto duras. Es muy clarita de piel y llegó con una bacteria esparcida por toda la piel y una fuerte dermatitis que todos sus hermanos tenían. Especialmente en su barriguita y axilas, la Aloe Vera fue mi aliada, en casa es una planta que usamos mucho. La apliqué durante un tiempo por todas sus afecciones en la piel y me ayudó a que desaparecieran esos picores y heridas. Kia pudo dormir tranquila gracias a ella y lucir una bonita y sana piel en cuestión de semanas”