En esta entrada queremos hablar de la nutrición canina sin cereales ni gluten y su beneficios. La información sobre las harinas procesadas, gluten, aceites refinados… nos ha llevado a darle a nuestros perros una comida real, de verdad, sin ser procesada y sin estos ingredientes de los que vamos a hablar que no les favorecen.

En los últimos años, la alimentación de nuestros perros ha cambiado mucho. La comida real ya no es sólo una moda, es la base para una alimentación saludable y la mejor prevención a futuras patologías caninas. Una buena alimentación es sinónimo de una vida longeva.

¿QUÉ ES EL GLUTEN?

El gluten es una proteína que se encuentra en muchas semillas de los cereales. Se ha usado y aún se usa, en muchas alimentaciones para perros como aditivo, para dar viscosidad, textura o simplemente para ganar volumen  y espesor en muchos piensos.

¿CÓMO AFECTA EL GLUTEN A NUESTROS PERROS?

Por suerte, últimamente se han hecho muchas investigaciones por especialistas en nutrición canina sobre lo tóxico que puede causar en muchos perros. Cada vez son más los canes que muestran anomalías ante este producto:  intolerancias alimenticias propias del gluten, enteropatía crónica (enfermedad inflamatoria intestinal) o simplemente una mala digestión.

La enfermedad celíaca en perros suele conocerse exactamente igual que como conocemos en la de los humanos: Intolerancia al gluten. Así como la mayoría de perros aceptan bien los vegetales, son muchos (y cada vez más) los que por la evolución de las razas y de la especie en sí, NO toleran: el TRIGO, LA AVENA, LA CEBADA, EL CENTENO…

¿CUESTIÓN DE RAZAS?

La intolerancia al gluten es una patología que puede afectar a todas las razas pero hemos de saber que hay algunas más predispuestas a ello, como pueden ser:

  1. El Setter Irlandés
  2. Samoyedo
  3. Razas provenientes de Asia
  4. Caniche

No obstante son problemas que fácilmente se asocian y confunden con problemas gastrointestinales en general u otras enfermedades digestivas. En los perros de raza pura, la frecuencia de padecer patologías gastrointestinales e intolerancias es mayor que en los “mestizos”.

El factor genético con mucho peso la intolerancia al gluten, pero juega un papel muy importante la alimentación que ofrecemos desde cachorros. Cuando alimentamos de manera progresiva sin gluten desde pequeños ayudamos a prevenir el desarrollo de estas patologías.

BENEFICIOS DE UNA ALIMENTACIÓN LIBRE DE GLUTEN

  • El mejor método preventivo para enfermedades: Alergias e intolerancias alimentarias. Evitaremos que padezcan esos síntomas que tan molestos e incluso dolorosos pueden ser para ellos como el purito o rascado continuo, las diarreas y los vómitos.
  • Mejores digestiones: En caso de estómagos sensibles les puede facilitar la digestión, las deposiciones son mucho más compactas. ¡Así aseguramos la máxima nutrición!
  • Respetamos su evolución natural: El perro en su naturaleza jamás comería cereales. Que el perro provenga del lobo, no implica que solo debe comer carne. Los canes y sus infinito mestizajes están preparados genéticamente para asimilar otro tipo de alimentos como la fibra, verdura, tubérculos y legumbres. Esto es gracias al “PROCESO DE DOMESTICACIÓN”.
  • Aumentamos su energía: La digestión más fácil y una alimentación sana no sólo ayudan a la salud a nivel a físico, si no que conseguimos bienestar emocional. Al haber una  mayor absorción de nutrientes, ganan en calidad de vida.

NUESTROS MENÚS, LIBRES DE GLUTEN

La razón por la que en Dogfy Diet nos decantamos por unos menús diseñados sin cereales ni gluten, tanto para facilitar la digestión a los perros con intolerancias y como opción para los cachorros.

Los canes provienen del lobo, y este animal jamás comió cereales en su historia. Adaptando al proceso evolutivo que han vivido los perros, también incluimos verduras, legumbres e incluso fruta.

Puedes consultar los componentes de nuestros menús aquí.