Alimentación Natural para Perros con IBD

El IBD consiste en un proceso inflamatorio crónico de la mucosa intestinal que puede afectar a varios tramos del intestino canino. Las siglas en inglés CBD (Inflammatory Bowel Disease) en castellano se traducen en Enfermedad Inflamatoria Crónica Intestinal.

¿Cuáles son los signos clínicos del IBD?

  • Cuadros gastrointestinales: este es el signo más común, aparecen diarreas crónicas (las heces pueden presentarse con un volumen mayor, de color mostaza o con sangre y suelen defecar muchas veces al día) y vómitos (suelen ser biliosos y aparecer en ayunos).
  • Pérdida de peso y cambios en el apetito: a causa de la malabsorción de nutrientes, el perro empieza a bajar de peso rápidamente.
  • Dolor abdominal: causado por la inflamación del intestino y los vómitos.

Para realizar un buen diagnóstico, debemos realizar un buen examen clínico con algunas pruebas para poder descartar:

  • Causas dietéticas, es decir, causas originadas por intolerancias alimentarias o por alimentos procesados que no digieren bien (pienso).
  • Enfermedades metabólicas.
  • Causas parasitarias.
  • Malas digestiones o malabsorción general.
Perro rescostado sobre el sofá

Una vez descartado todo lo anterior, y si los síntomas perduran, deberemos realizar una prueba mediante una endoscopiatratamientodietético y farmacológico. Lo primero que deberemos ajustar es la dieta y ofrecer alimentos naturales apropiados a su patología, dejando atrás el pienso, ya que es un alimento ultra procesado.

Existe un suplemento natural, el aceite de CBD, que es un antiinflamatorio natural que ayuda a reducir la inflamación de los intestinos.

Por otra parte, el tratamiento farmacológico estará condicionado a los diferentes síntomas que presente el perro y estará pautado por un experto veterinario.